Sylvia Falcón: La Coloratura Andina, un legado natural - Música Andina| RADIOFOLKPERU.COM

Sylvia Falcón: La Coloratura Andina, un legado natural



La lírica andina o coloratura andina representa desde mediados del siglo pasado, una sincrética forma de producción artística, en la cual se combinó conceptualmente el majestuoso legado inca, las manifestaciones tradicionales de los pueblos, el genio de compositores originales y las exquisitas voces de mujeres cuyo talento concedió  identidad propia a este enigmático género musical.

Hoy sabemos poco de los años dorados de la lírica andina  nacional. Referirnos a ella pareciese  la evocación de un período distante y fugaz, cuya monarquía nace y muere con una sola soberana: Yma Sumac. Qué duda cabe de la supremacía de su voz estratosférica, sin embargo, este género, que marca un hito sin precedente en la historia musical del Perú, no solo deleitó con las muchas voces que alcanzaron representatividad local e internacional, sino que además, fue  plataforma fidedigna del importantísimo aporte de músicos y compositores provincianos dedicados al estudio de nuestras costumbres sin prescindir de las tendencias musicales de la época.

Melodías que eran parte de orquestaciones teatrales de fines de siglo XIX,  representaciones de danza o música instrumental, se reinventaron para acoger a nuevas acllas, ñustas y kollas, que emergieron de mitos incaicos gracias al contexto histórico de aquellos años y  de compositores emblemáticos como Jorge Huirse, Aurelio Navarro Maximiliano Rosario  y el fantástico músico ayacuchano Moisés Vivanco. Su dedicación al estudio de la música peruana y su profundo conocimiento de las costumbres serranas, fueron fundamentales para crear acuciosamente variedad de canciones y arreglos orquestales que, hacia 1940, encontraron la voz fenomenal de una adolescente Emperatriz Chávarri, iniciándose así, una singular colaboración musical que consolidaría la leyenda de Yma Sumac.

La utilización de las cuatro a cinco voces de Yma  Sumac significó una nueva concepción en la música peruana, sobre todo andina. Composiciones como Wifala, K’arawi, Amor Indio y Cholo Traicionero de Moisés Vivanco, son muestra de la destreza creativa del músico y del  vasto dominio del instrumento vocal por parte de la soprano. Se trata de la compleja utilización de los graves y el sobre agudo en una misma canción.

Estos son algunos temas que conforman el repertorio básico de la coloratura andina y que  pasaron a ser de gran influencia para otras cantantes como Suray Surita, Illa Kori, Raymi Ticka,  India Kolla,  Ñusta nativa, Sumaq Kolla, Aclla Imperial, María Olivo, entre otros nombres que refulgieron durante el reinado de la lírica andina en el Perú.

*Sylvia Falcón.

En los estudios sobre nuestra historia musical, rara vez encontramos estos nombres, no existen investigaciones que nos puedan graficar mejor el proceso  y el recorrido de cada una de las sopranos que forman parte del amplio espectro de la coloratura andina, su inspiración, su entrega, la creación artística.

A partir de estas experiencias, podemos dar cuenta que a pesar de la clara influencia de las corrientes musicales clásicas de occidente, la gestación de este género debe ligarse estrechamente a nuestra propia tradición lírica, encarnada por las voces de alta frecuencia del espacio andino. Un estudio a parte  acarrearía esta reflexión, pues las comunidades andinas poseen una herencia  musical  indesligable de toda actividad diaria y todo ritual; y son específicamente las mujeres, por su cercana convivencia con la naturaleza,  las principales contenedoras y maestras de ese arte. La variedad de arawis, aya taki, wawa pampay, waylías, aylas, carnavales y cequias,  son muestra actual de una larga tradición ligada al canto complejo, y que la lírica andina llevó a su máxima expresión.

Por lo tanto, no se trata de un fenómeno aislado, sino de un género que responde al devenir musical de la época y al interés de excepcionales artistas provincianos por mostrar la potencia creadora de la música tradicional. Si bien la crítica fue muy dura desde todo sentido, debe quedar claro que la lírica andina no pretendió ser música tradicional, nunca fue presentada como tal,  sin embargo, esas composiciones representan el universo de posibilidades de creación a partir de la música de nuestros pueblos, respetando sus patrones de seriedad, complejidad y arte en todos los sentidos.

Nuestras grandes sopranos hicieron de su talento un baluarte de autenticidad nacional y ganaron significativos espacios simbólicos en el fortalecimiento de la identidad de género dentro y fuera del Perú. Ellas hicieron de la lírica andina  una plataforma estilística que desde entonces no ha tenido comparación.

Son sus voces gran inspiración para las nuevas generaciones de sopranos, que nos acercamos al difícil repertorio de la coloratura andina, demostrando que esa propuesta de vanguardia tiene hoy, más vigencia que nunca.

Fuente: Sylvia Falcón.Com







Compartir en Google+

Tus Comentarios: