...
"Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional"

San Isidro y Miraflores consumen más agua potable por dia



En el distrito de San Isidro cada usuario consume al día 477 litros de agua potable, cifra que supera en un 400% el estimado recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cubrir las necesidades de alimentación y aseo de la población.

En tanto, en Miraflores el consumo por persona es de 436 litros de agua potable por día, seguido de Barranco, Lince y San Borja con consumos de 267, 254 y 253, respectivamente, informó Sedapal.

La empresa invocó a la población de Lima y Callao a ser constantes con el uso responsable y solidario del agua, en circunstancias en que el planeta afronta las mayores consecuencias del calentamiento global con el primer registro de falta de agua en la Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Agregó que actualmente el déficit hídrico en Lima es de 5,3 m3 por segundo y el uso irresponsable del servicio puede hacer que el recurso se agote, por lo que las buenas prácticas en las actividades diarias son indispensables para hacerlo sostenible a fin de que las próximas generaciones no afronten el desabastecimiento de agua potable que ya se registran en algunas ciudades del mundo.

Con la finalidad de asegurar, a través de una nueva fuente, el abastecimiento de agua potable para Lima y Callao, en diciembre 2017, la empresa inició la construcción de la Planta Desalinizadora Provisiur, que tratará el agua de mar para su distribución en cuatro distritos del sur: San Bartolo, Punta Negra, Punta Hermosa y Santa María. 

Se trata de la primera infraestructura hidráulica de este tipo a ser replicada en otras zonas de la ciudad.

Lima en un desierto

La empresa recuerda a los usuarios que Lima es una ciudad ubicada en un desierto, donde el abastecimiento de agua depende de sus fuentes superficiales y subterráneas. 

Las represas y lagunas Antacoto, Marcapomacocha, Yuracmayo y Huascacocha, localizadas entre 4,300 y 4,450 metros sobre el nivel del mar (msnm), son las que descargan al río Rímac durante los meses de estiaje, entre mayo y diciembre. 

En tanto, el caudal del río hablador disminuyó en un tercio debido a que en los últimos años el 54% de los glaciares que había en las partes altas de Lima desaparecieron. 

Finalmente, Sedapal subrayó que el calentamiento global nos debe sensibilizar respecto de la necesidad de preservar el recurso y la contribución ciudadana se debe enfocar en las buenas prácticas para el cuidado del agua en las actividades diarias como el lavado de la ropa, el reuso del agua para las necesidades domésticas, tales como las duchas, cuyo consumo por 15 minutos equivale a 60 litros. 


ANDINA




Tus Comentarios:

0 comentarios: