...
"Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional"

Menor estadounidense acusa a Fiscalía de no investigar su caso contra alumno de colegio Markham


Casi un mes después que se hiciera pública la denuncia de una madre estadounidense, quien acusó a un estudiante del exclusivo colegio Markhan, de Miraflores, de violar a su menor hija, la justicia peruana aún no toma cartas en el asunto, así lo reveló la propia víctima en una entrevista en el programa "Beto a saber".

Según el informe presentado en el espacio televisivo, han pasado 56 días desde que la Fiscalía recepcionó la denuncia de la estudiante estadounidense, identificada como Mackenzie Severns, y hasta la fecha no recibieron la manifestación del acusado. Por el contrario, enviaron una notificación al periodista Beto Ortiz para que no emitiera la entrevista.

Antes de la transmisión del material periodístico, el Ortiz entrevistó a los padres de la menor, quienes aseguraron estar de acuerdo con que el rostro e identidad de su hija fueran públicos en Perú.

"Quiero que el país entero, especialmente la gente que lo conoce, sepa que él violó a una chica de 15 años. Es injustificable. Incluso si es un menor", declaró la madre de la adolescente.

Pero ¿qué pasó realmente la noche del último 13 de julio? Según la declaración de Mackenzie Severns, llegó a las 10:45 de la noche a una vivienda de la Calle F. Gerbolini, en Miraflores, para celebrar los 18 años de Mauricio Croquet Thorne, amigo del adolescente acusado.

"Estaba caminando fuera del restaurante y él (el supuesto agresor) estaba esperando afuera con una botella de pisco. hasta ese momento no había visto nada raro [...] Me ofreció el pisco, y él no tomó nada. Tampoco se lo ofreció a nadie más en la fiesta. Bebí dos sorbos", narró la menor.

Asimismo, contó que tuvo mareos, su visión empezó a tornarse borrosa y se sentía débil.

"Tras beber el pisco, me fui con mis amigas. Dos minutos después se me acerca de nuevo y me pregunta si quiero ir a un dormitorio. Empecé a caminar con él hasta que me detuve. Recuerdo que él vino hacia mí, me cogió de la muñeca y me llevó al dormitorio trasero", agregó Severns.

De acuerdo a su manifestación, cayó rendida a la cama, y por el mareo que la aquejaba, no pudo ponerse de pie otra vez, mientras el acusado regresó a la habitación portando un preservativo, el mismo con el que habría cometido la violación sexual.



LAREPUBLICA




Tus Comentarios:

0 comentarios: